Pacman

 

Historia del Pacman

Cronología Pacman

Curiosidades Pacman

Consejos Pacman

Fantasmas Pacman

25 Años de Pacman

Competición Pacman

Pacman Online

Descargar Pacman


- GUIA DE NIVELES

Nivel 1

Niveles 2 al 4

Nivel 5 al 16

Nivel 17, 19 y 20

Nivel 21 al 255

 
 

PacMania: El camino de la manzana (niveles 5-16)

 


El Camino de la Manzana, una extensa guia de todos los niveles que existe en el Pacman para que te conviertas un experto y conozcas cuales son los mejores caminos por tomar. Descubre los caminos de todos los niveles del Pacman.
El camino de la manzana (niveles 5-16)

El quinto nivel te recompensará con una jugosa manzana. Este camino permite completar sin demasiados problemas hasta el nivel 16.

 

 

Punto A: Se ha de seguir el camino sin más ni más hasta el punto A donde comeremos la primera fruta. No hay mucho que contar aún.

Punto B: Seguiremos tranquilamente el camino marcado en los gráficos de más arriba hasta llegar a un punto crucial. Se trata de dar un tirón para comer los dos puntos que se nos han quedado colgados en el laberinto. En este punto es donde el principiante suele cometer la mayoría de los errores cuando comienza a practicar. Los errores en este punto suelen tener mal apaño y el final, casi siempre, es trágico. Por todo ello, debemos ser lo más precisos posibles a partir de ahora. Si comes sólo uno de los dos puntos no vuelvas atrás, ya pasarás de nuevo por ahí si sigues el camino. Por contra, el tirón de palanca es esencial para la sincronización con lo que debe ocurrir si se sigue el camino.

Punto C: Llegar a este punto no debe traer ningún tipo de problemas. Sigue el camino, a través del tunel, y terminaremos comiéndonos la segunda fruta del nivel.

Punto D: Hacia abajo para volver a subir más tarde hacia el punto D. Blinky se posicionará muy cerca de nosotros, pisándonos los talones. Si giramos correctamente en las esquinas, no tendremos grandes dificultades en alcanzar el punto gordo de la parte superior derecha. Si, por el contrario, tus griros fueron torpes y el comecocos giró de forma algo perezosa, la integridad física del mismo corre serio peligro. En ese caso, debemos correr hacia el punto gordo tan rápido como sea posible olvidándonos del camino que se muestra en los gráficos. Con todo, podremos completar el laberinto, pues quedan pocos puntos y tres puntor gordos que nos proporcionarán cierta tranquilidad. Utilizaremos los túneles si nos vemos en aprietos para zafarnos de los fantasmas.

Punto E: A continuación llegamos al segundo punto crucial del laberinto. Está bien saber que, en próximos niveles, Blinky o Pinky se cruzarán en nuestro camino en este punto si no hemos seguido la senda marcada en el laberinto haciendo los giros de forma correcta tal y como se mostraba al comienzo de esta página. Será el jugador quien tenga que decidir ahora si prefiere ganar velocidad a través de los túneles o, por el contrario, prefiere seguir el camino.

Punto F: Si hemos conseguido llegar hasta aquí sin desviaciones ni errores y girando correctamente veremos que el punto gordo de la parte inferior izquierda está rodeado por los fantasmas. Si somos hábiles y nuestra concentración es buena, podremos atravesar la multitud y comernos el punto gordo. Por el contrario, si tras examinar la situación en las escasas décimas de segundo de las que disponemos, consideramos que es demasiado peligroso entrar ahí, nos debemos dirigir hacia la entrada el túnel (punto F) para conseguir algo de espacio y tiempo y encarar con éxito la tarea de limpiar los pocos puntos pequeños que nos quedan. Además, por si no nos habíamos percatado, aún tenemos dos puntos gordos que nos serán de gran ayuda, sin duda alguna.

Punto G: De nuevo, y dependiendo del nivel en el que estemos, Clyde o Blinky pueden cruzarse en nuestro camino en este punto. Si esto es así, pararemos un segundo. Ellos pasarán sin percartarse de nuestra presencia dejándonos vía libre para completar el laberinto.

Punto H: Lo mismo de antes, dependiendo de nuestra pericia para seguir el camino, Clyde puede cruzarse en nuestro camino, pues viene de el punto gordo situado en la parte inferior derecha. Es bastante fácil de evitar, pues en cuanto veamos si él coge un camino hacia la parte superior o inferior nosotros podremos trazar una ruta segura hasta el punto gordo. El punto H no representa un problema en realidad, pero es bueno saber qué es lo que pasará para evitar perder una preciosa vida.