Prospecto de CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral 100 pajitas


1.       NOMBRE DEL MEDICAMENTO CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 187,5 mg granulado para suspensión oral CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 250 mg granulado para suspensión oral
2.       COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA   CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral: Cada pajita con 346,5 mg de granulado para suspensión oral contiene 125 mg de claritromicina CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 187,5 mg granulado para suspensión oral: Cada pajita con 519,7 mg de granulado para suspensión oral contiene 187.5 mg de claritromicina CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 250 mg granulado para suspensión oral: Cada pajita con 692,9 mg de granulado para suspensión oral contiene 250 mg de claritromicina   Para excipientes, ver sección 6.1.
3.
FORMA FARMACÉUTICA
Granulado para suspensión oral. Granulado de color blanco a amarillento.
4.       DATOS CLÍNICOS
4.1
Indicaciones

terapéuticas
CLARITROMICINA GRÜNENTHAL granulados para suspensión oral está indicado para el tratamiento de las siguientes infecciones agudas y crónicas, causadas por organismos sensibles a la claritromicina: •Infecciones del tracto respiratorio superior tales como amigdalitis/faringitis, como una alternativa cuando los antibióticos betalactámicos no son apropiados. •Otitis media aguda en niños. •Infecciones del tracto respiratorio inferior tales como neumonía adquirida en la comunidad. •Sinusitis y exacerbación aguda de bronquitis crónica en adultos y adolescentes mayores de 12 años. •Infecciones de la piel y tejidos blandos de gravedad leve a moderada. Para la erradicación de Helicobacter pylori en pacientes adultos con úlceras asociadas a Helicobacter pylori en una combinación adecuada de una pauta antibacteriana adecuada y un agente antiulceroso adecuado. Ver sección 4.2. Se deben tener en cuenta las guías oficiales de uso apropiado de agentes antibacterianos, incluyendo guías nacionales y locales.
4.2
Posología y forma de administración
  Posología La dosis de CLARITROMICINA GRÜNENTHAL depende del tipo y de la gravedad de la infección y debe definirse en cualquier caso por el médico.   Adultos y asolescentes: •Dosis estándar: la dosis habitual es 250 mg dos veces al día (por la mañana y por la noche). •Tratamiento con altas dosis (infecciones graves): la dosis habitual se puede aumentar a 500 mg dos veces al día en infecciones graves. Eliminación de Helicobacter pylori en adultos: En pacientes con úlceras gastroduodenales debidas a infección por Helicobacter pylori se da claritromicina como parte de la triple terapia de primera línea, en una dosis de 500 mg dos veces al día. Se deben tener en cuenta las recomendaciones nacionales para la erradicación de Helicobacter pylori. Dosificación en alteración de la función renal: No se requieren habitualmente ajustes en la dosis excepto en pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina < 30 ml/min (<0,5 ml/s)). Si es necesario un ajuste de la dosis, la dosis diaria total se debe reducir a la mitad, es decir 250 mg una vez al día en infecciones más graves. La duración del tratamiento no debe exceder los 14 días en estos pacientes. Niños menores de 12 años: La dosis recomendada es de 7,5 mg/kg dos veces al día (por la mañana y por la noche). Peso                                     Dosis 12 - 19 kg                  125 mg dos veces al día 20 - 29 kg                  187,5 mg dos veces al día 30 - 40 kg                  250 mg dos veces al día Dosis para niños que pesen menos de 12 kg no están disponibles con CLARITROMICINA GRÜNENTHAL. CLARITROMICINA GRÜNENTHAL no es adecuado para pacientes incapaces de usar una pajita ordinaria (por ejemplo, niños menores de 2 años). Estos pacientes deben usar otras formas de claritromicina. Para la indicación de neumonía adquirida en la comunidad no se ha documentado la eficacia en niños de menos de 3 años. En insuficiencia renal, especialmente si el aclaramiento de creatinina es <30 ml/min (<0,5 ml/s), la dosis se debe reducir a la mitad, es decir, 7,5 mg/kg una vez al día y la duración del tratamiento no debe exceder los 14 días.
Duración del tratamiento La duración del tratamiento con CLARITROMICINA GRÜNENTHAL depende del tipo y la gravedad de la infección. La duración del tratamiento debe en cualquier caso estar determinada por el médico. •La duración habitual del tratamiento en niños es de 5 a 10 días. •La duración habitual del tratamiento en adultos y adolescentes es de 6 a 14 días. •El tratamiento se debe continuar al menos durante dos días después de que los síntomas hayan remitido. •En infecciones por Streptococcus pyogenes (tales como estreptococo beta-hemolítico) la duración del tratamiento debe ser al menos de 10 días. •El tratamiento combinado para la erradicación de la infección por Helicobacter pylori, por ejemplo, claritromicina 500 mg dos veces al día en combinación con amoxicilina 1000 mg dos veces al día y omeprazol 20 mg dos veces al día debe continuarse durante 7 días.
Método de administración CLARITROMICINA GRÜNENTHAL se debe usar de acuerdo a las instrucciones siguientes.   Las pajitas de CLARITROMICINA GRÜNENTHAL que contienen los gránulos de claritromicina están precintadas en sobres de un solo uso. Inmediatamente antes de su uso, se rompe el sobre por la muesca superior y se abre tirando hacia abajo. Al utilizar la pajita,  se debe evitar pincharla o aplastarla para no dañarla. Se saca la pajita del sobre manteniéndola erguida (la tapa debe estar hacia la parte superior). Se quita el tapón hacia arriba. No se debe girar la pajita de arriba a abajo. Se debe tener cuidado para no verter ningún gránulo. La  parte inferior de la pajita, que contiene un "controlador" blanco, se introduce en una bebida adecuada. El paciente puede elegir la bebida para tomar el medicamento. Las bebidas adecuadas son líquidos claros (se deben evitar bebidas calientes por encima de 40 ºC) que no sean viscosos y que no contengan partículas sólidas, por ejemplo limonadas, zumos de frutas (sin pulpa), leche homogeneizada (hasta un 3,5 % de grasa), té o agua. Son preferibles las bebidas carbonatadas ya que éstas pueden enmascarar la sensación causada en la boca por los gránulos. No se debe usar leche entera (>3,5% grasa), batidos o bebidas con partículas ya que pueden obstruir la pajita. Se sorbe la bebida a través de la pajita. Mientras se está sorbiendo el líquido, los gránulos se dispersan. Las pajitas de CLARITROMICINA GRÜNENTHAL contienen una dosis única de claritromicina, que se debe tomar de una vez. Para completar la dosis puede ser necesario realizar varios sorbos. Se debe evitar masticar los gránulos ya que pueden provocar un sabor amargo. Mientras se sorbe el líquido los gránulos se dispersan y el controlador blanco se mueve hacia arriba, sin embargo, permanece en la pajita. El controlador no es parte del medicamento. Finalmente, se debe beber una cantidad adecuada y los gránulos que queden se deberán tragar bebiendo más líquido. Claritromicina se puede administrar independientemente de la toma de alimentos. Los alimentos no afectan a la biodisponibilidad, sólo retrasan ligeramente el comienzo de absorción de la claritromicina.
4.3     Contraindicaciones -     CLARITROMICINA GRÜNENTHAL no debe utilizarse en pacientes con hipersensibilidad a claritromicina, a otros antibióticos macrólidos o a alguno de los excipientes -No se debe administrar claritromicina conjuntamente con derivados ergotamínicos. -La administración concomitante de claritromicina y de alguna de las siguientes sustancias está contraindicada: cisaprida, pimozida y terfenadina. Se han descrito concentraciones elevadas de cisaprida, pimozida y terfenadina en pacientes que reciben alguna de estas sustancias concomitantemente con claritromicina. Esto puede dar lugar a una prolongación del intervalo QT y arritmias cardíacas, incluyendo taquicardia ventricular, fibrilación ventricular y torsade de pointes. Se han observado efectos similares con la administración concomitante de astemizol y otros macrólidos (ver sección 4.5). -CLARITROMICINA GRÜNENTHAL no se debería administrar a pacientes hipocaliémicos (prolongación del intervalo QT, ver sección 4.4).
4.4     Advertencias y precauciones especiales de empleo -La claritromicina se excreta principalmente por el hígado. Por lo tanto se debe tener precaución en administrar claritromicina en pacientes con función hepática alterada. -La dosis de claritromicina debe reducirse adecuadamente, cuando la función renal está disminuida, dependiendo del grado de insuficiencia  (ver sección 4.2.). En pacientes ancianos, se debe considerar la posibilidad de insuficiencia renal -El tratamiento con claritromicina para Helicobacter pylori puede seleccionar microorganismos resistentes al fármaco. -Pacientes que presentan hipersensibilidad a lincomicina o clindamicina pueden ser también sensibles a la claritromicina. Por lo tanto, se debe tomar precaución cuando se prescriba claritromicina a estos pacientes. -El uso prolongado o repetido de claritromicina puede provocar sobreinfecciones por organismos resistentes. En caso de sobreinfección, se deberá suspender el tratamiento con claritromicina. -Se ha descrito colitis pseudomembranosa con el uso de antibióticos de amplio espectro. Por lo tanto, es importante tener en cuenta este diagnóstico en pacientes que desarrollan una diarrea grave durante o después del tratamiento con claritromicina. -Debido al riesgo de una prolongación del intervalo QT, se debe usar claritromicina con precaución en pacientes con coronariopatía, historia de arritmia ventricular, insuficiencia cardíaca grave, hipocaliemia no compensada y/o hipomagnesemia, bradicardia (< 50 pulsaciones por minuto), o cuando se administra concomitantemente con otros medicamentos que prolongan el intervalo QT. No se debe usar claritromicina en pacientes con prolongación del intervalo QT congénita o adquirida (ver sección 4.5). -Se debe considerar el uso de claritromicina con particular precaución siempre que un paciente esté recibiendo tratamiento con otro medicamento del que se sabe, es sustrato del CYP3A4, especialmente cuando el paciente es tratado con un sustrato del CYP3A4 con índice terapéutico estrecho (como la carbamazepina) y/o metabolizado en gran medida por esta enzima. No se debe usar claritromicina a menos que esté claramente indicado (ver sección 4.5) -Puede producirse una exacerbación o empeoramiento de Miastenia gravis. -La claritromicina inhibe el metabolismo de algunos inhibidores de la HMG-CoA reductasa, dando lugar a concentraciones en plasma elevadas de estos medicamentos (ver sección 4.5). -Este medicamento contiene lactosa. Pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia a la galactosa, deficiencia de la lactasa Lapp o malabsorción glucosa-galactosa no deberían usar este medicamento. -Este medicamento contiene éster de sacarosa que puede ser una fuente de sacarosa. Pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia a la fructosa, malabsorción glucosa-galactosa, o insuficiencia de sacarasa-isomaltasa no deberían tomar este medicamento.
4.5     Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
El efecto de otros medicamentos en CLARITROMICINA GRÜNENTHAL granulado para suspensión oral La claritromicina es metabolizada por la enzima CYP3A4. Por lo tanto, inhibidores potentes de esta enzima pueden bloquear el metabolismo de la claritromicina, dando lugar a un aumento en las concentraciones plasmáticas de claritromicina. Aunque las concentraciones plasmáticas de claritromicina y omeprazol pueden aumentar cuando se administran conjuntamente, no es necesario un ajuste de la dosis. Puede también producirse un aumento de la concentración plasmática de claritromicina cuando se administra conjuntamente con antiácidos o ranitidina. No es necesario un ajuste de la dosis. Se ha visto que ritonavir (200 mg tres veces al día.) inhibe el metabolismo de la claritromicina (500 mg dos veces al día), con un aumento en la [41]Cmax, Cmin y AUC de 31, 182 y 77%, respectivamente, cuando se administra concomitantemente con ritonavir. Se inhibió casi completamente la formación del metabolito activo 14-OH-hidroxi. Probablemente, no se requiere una reducción de la dosis en pacientes con función renal normal, pero la dosis diaria de claritromicina no debería exceder 1 g. En pacientes con insuficiencia renal se debe considerar la reducción de la dosis. Para pacientes con un aclaramiento de creatinina de 30 a 60 ml/min (0,5 - 1 ml/s), la dosis de claritromicina se debería reducir al 50%, y con un aclaramiento de creatinina < 30 ml/min (<0,5 ml/s) un 75%. Productos que son inductores del CYP3A4 (p. ej. rifampicina, fenitoína, carbamazepina, fenobarbital, Hierba de San Juan) pueden inducir el metabolismo de claritromicina. Esto puede dar lugar a concentraciones subterapéuticas de claritromicina  que provoquen una reducción de la eficacia. Cuando la claritromicina está claramente indicada podría ser necesario incrementar la dosis de claritromicina y monitorizar la eficacia y seguridad de claritromicina cuidadosamente. Además, podría ser necesario monitorizar las concentraciones plasmáticas del inductor del CYP3A4 porque éstas podrían aumentar debido a la inhibición de la CYP3A4 por la claritromicina. (Ver también la información relevante del producto para el inductor del CYP3A4 administrado). La administración concomitante de rifabutina y claritromicina provocó un aumento y disminución, respectivamente, en los niveles séricos, seguido de un mayor riesgo de uveítis Se ha observado una reducción del 39% en el AUC para claritromicina y un aumento del 34% en el AUC para el metabolito activo 14-OH-hidroxi cuando se usó claritromicina concomitantemente con el inductor del CYP3A4 efavirenz. Interacción en las pautas de erradicación de Helicobacter pylori Aunque las concentraciones plasmáticas de claritromicina y omeprazol  pueden aumentar cuando se administran concomitantemente, no es necesario un ajuste de la dosis. A las dosis recomendadas, no hay interacción clínicamente significativa entre claritromicina y lansoprazol. Pueden aumentar las concentraciones plasmáticas de claritromicina cuando se administra conjuntamente con antiácidos o ranitidina. No es necesario un ajuste de la dosis. No hay interacciones farmacocinéticas con antibióticos relevantes que se usan en la terapia de erradicación de H. pylori.
El efecto de CLARITROMICINA GRÜNENTHAL granulado para suspensión oral en otros medicamentos La claritromicina es un inhibidor de la enzima metabolizadora CYP3A4 y de la proteína transportadora P-glicoproteína. El grado de inhibición con diferentes substratos del CYP3A4 es difícil de predecir. Por lo tanto, la claritromicina no debe utilizarse durante el tratamiento con otros medicamentos que son substratos del CYP3A4, a menos que las concentraciones plasmáticas, los efectos terapéuticos o las reacciones adversas puedan monitorizarse estrechamente. Puede ser necesaria una reducción de la dosis de medicamentos que son substratos para el CYP3A4 si se administran conjuntamente con claritromicina. Alternativamente, se puede interrumpir el tratamiento con estos productos durante el tratamiento con claritromicina. Medicamentos capaces de prolongar el intervalo QT Se ha observado que la claritromicina inhibe el metabolismo de cisaprida y terfenadina, con un incremento de hasta 2-3 veces las concentraciones plasmáticas de terfenadina. Esto se ha asociado a la prolongación del intervalo QT y a arritmias cardíacas, incluyendo taquicardia ventricular, fibrilación ventricular y torsades de pointes. Se han descrito síntomas similares en pacientes tratados con pimozida combinada con claritromicina. La administración concomitante de claritromicina y terfenadina, cisaprida o pimozida está contraindicada (ver sección 4.3). Se han notificado casos de torsades de pointes en pacientes donde la claritromicina se ha administrado conjuntamente con quinidina o disopiramida. Por tanto, se deberían evitar estas combinaciones o monitorizar de forma continua las concentraciones de quinidina o disopiramida hasta ajustar la dosis. La precaución está justificada cuando se administra claritromicina a pacientes que están tomando otros medicamentos que puedan prolongar el intervalo QT (ver sección 4.4). Inhibidores de la HMG-CoA reductasa La claritromicina inhibe el metabolismo de algunos inhibidores de la HMG-CoA reductasa, que da lugar a un aumento de las concentraciones en plasma de estos medicamentos. En raros casos se ha notificado rabdomiolisis asociada a un aumento de las concentraciones plasmáticas en pacientes tratados con claritromicina y simvastatina o lovastatina. La claritromicina puede producir una interacción similar con atorvastatina y una menor interacción con cerivastatina.  Cuando el tratamiento con claritromicina está indicado en pacientes que reciben tratamiento con simvastatina o lovastatina o atorvastatina o cerivastatina se debería monitorizar a estos pacientes para detectar signos y síntomas de miopatía. Vasoconstrictores ergotamínicos (ej. dihidroergotamina, ergotamina) Se han notificado casos de ergotismo debido a niveles plasmáticos elevados de alcaloides ergotamínicos cuando éstos se administraron concomitantemente con macrólidos. La combinación está contraindicada (ver sección 4.3). Benzodiazepinas Cuando se administró midazolam conjuntamente con comprimidos de claritromicina (250 mg dos veces al día), el AUC de midazolam aumentó 2,7 veces tras la administración intravenosa de midazolam y 7 veces tras la administración oral. Se debe evitar la administración concomitante de midazolam oral y claritromicina. Si midazolam se administra por vía intravenosa conjuntamente con claritromicina, se debe monitorizar estrechamente al paciente para ajustar la dosis. Se deben aplicar las mismas precauciones con otras benzodiazepinas metabolizadas por el citocromo CYP3A4, especialmente triazolam, pero también alprazolam. Para benzodizepinas que no son metabolizadas por el citocromo CYP3A4 (temazepan, nitrazepan, lorazepam) la interacción con claritromicina es poco probable Ciclosporina, tacrolimus y sirolimus El uso concomitante de claritromicina oral y ciclosporina o tacrolimus ha dado lugar a un aumento superior a 2 veces de la Cmin tanto de ciclosporina como de tacrolimus. Se prevén también efectos similares para sirolimus. Cuando se inicia el tratamiento con claritromicina en pacientes que están ya recibiendo alguno de estos agentes immunosupresores, ciclosporina, tacrolimus o sirolimus se debe monitorizar de forma estrecha las concentraciones plasmáticas y disminuir las dosis de esos fármacos si es necesario. Cuando la claritromicina se suspende en estos pacientes, es necesario realizar de nuevo una estrecha monitorización para ajustar la dosis. Digoxina y otros principios activos transportados por la glicoproteína P La claritromicina es un potente inhibidor de la proteína de transporte glicoproteína P (Pgp). Esto podría dar lugar a un aumento en plasma de las concentraciones de las sustancias activas que son transportadas por este transportador y puede también incrementar la distribución de tales sustancias a órganos que contienen al transportador Pgp como barrera de distribución, por ejemplo el sistema nervioso central. La concentración de la digoxina, sustrato de Pgp, puede aumentar cuando se administra concomitantemente con claritromicina. Se debe considerar la monitorización de los niveles plasmáticos de digoxina cuando se inicia o finaliza un tratamiento concomitante con claritromicina ya que puede ser necesario un ajuste de dosis. Warfarina El uso de claritromicina en pacientes que están recibiendo warfarina puede dar lugar a una potenciación de los efectos de la misma. En estos pacientes se debería monitorizar el tiempo de protrombina frecuentemente. Teofilina La administración de claritromicina a pacientes que están recibiendo teofilina se ha asociado al aumento de las concentraciones séricas de teofilina y a la toxicidad potencial de la misma. Zidovudina La administración oral simultánea de comprimidos de claritromicina y zidovudina a pacientes adultos infectados por el VIH puede dar lugar a una disminución de las concentraciones de zidovudina en el estado estacionario. Esto se puede evitar en gran medida separando las dosis de claritromicina y zidovudina 1-2 horas. Dicha reacción no se ha observado en niños.
4.6
Embarazo y lactancia Embarazo: Los datos relativos al uso de claritromicina durante el primer trimestre en más de 200 embarazos no mostraron evidencia clara de efectos teratogénicos, o de efectos adversos sobre la salud del neonato. Datos procedentes de un número limitado de mujeres embarazadas expuestas en el primer trimestre indican un posible aumento del riesgo de abortos. Hasta la fecha no hay disponibles otros datos epidemiológicos relevantes. Los datos de estudios con animales han mostrado toxicidad reproductiva (ver sección 5.3). El riesgo en humanos es desconocido. Sólo se debería utilizar claritromicina durante el embarazo después de una cuidadosa evaluación de la relación beneficio/riesgo. Lactancia: La claritromicina y su metabolito activo se excretan en la leche materna. Por lo tanto, en niños lactantes se puede producir diarrea e infecciones micóticas de las membranas mucosas, de modo que puede ser necesario suspender la lactancia. Debería tenerse en cuenta la posibilidad de sensibilización. Deben valorarse los beneficios de tratar a  la madre frente al riesgo potencial que puede sufrir el lactante.
4.7    
Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria No se han llevado a cabo estudios sobre los efectos en la capacidad de conducción y utilizar maquinaria. Cuando se lleven a cabo estas actividades se debe tener en cuenta la posibilidad de aparición de reacciones adversas como mareo, vértigo, confusión y desorientación.
4.8 Reacciones Adversas
Las reacciones adversas notificadas más frecuentemente en adultos que toman claritromicina fueron diarrea (3%), náuseas (3%), gusto anormal (3%), dispepsia (2%), dolor abdominal/malestar (2%) y cefalea (2%).  En esta sección las reacciones adversas se definen de la siguiente forma: Muy frecuentes (>1/10) frecuentes                                                        (>1/100, <1/10) poco frecuentes                                                (>1/1,000, <1/100) raras                                                                (>1/10,000, <1/1,000) muy raras                                                        (<1/10,000), incluyendo casos aislados Infecciones e infestaciones Frecuentes: candidiasis oral Como con otros antibióticos, el uso prolongado puede provocar la proliferación de organismos no sensibles. Trastornos de la sangre y sistema linfático Poco frecuentes: niveles de leucocitos disminuidos Muy raras: trombocitopenia Trastornos del sistema inmune Poco frecuentes: reacciones alérgicas desde urticaria y erupciones cutáneas leves a anafilaxia. Trastornos psiquiátricos Muy raras: ansiedad, insomnio, alucinaciones, psicosis, desorientación, despersonalización, pesadillas y confusión. Trastornos del sistema nervioso Frecuentes: cefalea, alteración del olfato. Muy raras: mareo, vértigo, parestesias, convulsiones. Trastornos del oído y laberinto: Raras: tinnitus Muy raras: pérdida reversible de la audición Trastornos cardíacos Muy raras: prolongación del intervalo QT, taquicardia ventricular y torsades de pointes. Trastornos gastrointestinales Frecuentes: Náuseas, diarrea, vómitos, dolor abdominal, dispepsia, estomatitis, glositis, decoloración reversible de los dientes y la lengua, y cambios en el sabor, como, sabor metálico o amargo. Muy raras: Pancreatitis. Se han descrito casos muy raramente de colitis pseudomembranosa con claritromicina y su gravedad puede variar de moderada a, incluso, amenazar la vida del paciente. Trastornos hepatobiliares Poco frecuentes: disfunción hepática, normalmente transitoria y reversible, hepatitis y colestasis con o sin ictericia. Muy raras: Se ha notificado insuficiencia hepática fatal particularmente en pacientes con enfermedad hepática pre-existente o que están tomando otros medicamentos hepatotóxicos. Trastornos de la piel y tejidos subcutáneos Muy raras: síndrome de Stevens-Johnson y necrolisis epidérmica tóxica Tejido musculoesquelético y conectivo Poco frecuentes: Artralgia, mialgia. Trastornos renales y urinarios Muy raras: nefritis intersticial, insuficiencia renal. Pruebas de laboratorio Frecuentes: BUN elevado. Poco frecuentes: Prolongación del tiempo de protrombina, creatinina sérica elevada, pruebas de la función hepática alteradas (niveles de transaminasas incrementados). Muy raras: Se ha observado hipoglucemia especialmente después de la administración concomitante con medicamentos antidiabéticos e insulina.
4.9     Sobredosificación Síntomas de intoxicación: Las notificaciones indican que la toma de grandes cantidades de claritromicina puede producir síntomas gastrointestinales. Los síntomas de sobredosificación pueden corresponderse en gran parte con el perfil de reacciones adversas. Un paciente que tenía una historia de trastorno bipolar tomó 8 gramos de claritromicina y mostró alteración del estado mental, comportamiento paranoide, hipocaliemia e hipoxemia. Terapia de intoxicación: No hay ningún antídoto específico en caso de sobredosis. Los niveles séricos de claritromicina no se pueden reducir por hemodiálisis o diálisis peritoneal. Las reacciones adversas producidas con la sobredosificación se deberían tratar con un lavado gástrico y medidas de soporte. Muy raramente pueden aparecer reacciones alérgicas agudas, por ejemplo, shock anafiláctico. En cuanto se aprecien los primeros signos de reacciones de hipersensibilidad se debe interrumpir el tratamiento con claritromicina y se deben iniciar inmediatamente las medidas requeridas.
5.      
PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
 
5.1     Propiedades farmcodinámicas Propiedades generales Grupo farmacoterapéutico: macrólidos Código ATC: J01FA09 Mecanismo de acción La claritromicina, derivado semisintético de la eritromicina, ejerce su acción antibacteriana por unión a la subunidad ribosómica 50s de la bacteria sensible y suprime la síntesis de proteínas. Es muy potente frente a una amplia variedad de organismos aerobios y anaerobios gram-positivos y gram-negativos. Las concentraciones mínimas inhibitorias (CMI) de claritromicina son generalmente dos veces menores que las CMI de eritromicina. El metabolito 14-hidroxi de la claritromicina tiene también actividad antimicrobiana. Las CMI de este metabolito son iguales o dos veces mayores que las CMI del compuesto original, excepto para Haemophilus influenzae donde el metabolito 14-hidroxi es dos veces más activo que el compuesto original.
Mecanismos de resistencia Los mecanismos de resistencia contra los antibióticos macrólidos incluyen la alteración del lugar diana del antibiótico o están basados en la modificación y/o salida activa del antibiótico. El desarrollo de la resistencia puede mediarse a través de cromosomas o plásmidos, inducirse o existir constitutivamente. Las bacterias resistentes a macrólidos generan enzimas que provocan una metilación de la adenina residual en el RNA ribosómico y consecuentemente una inhibición de la unión del antibiótico al ribosoma. Los organismos resistentes a macrólidos tienen generalmente resistencia cruzada con lincosamidas y estreptogramina B basada en la metilación del sitio de unión ribosomal. La claritromicina figura también entre los inductores potentes de esta enzima. Además, los macrólidos tienen una acción bacteriostática por inhibición de la peptidil transferasa de los ribosomas. Existe una resistencia cruzada completa entre la claritromicina, eritromicina y azitromicina. Staphylococcus resistentes a la meticilina y Streptococcus pneumoniae resistentes a la penicilina son resistentes a macrólidos como la claritromicina.
Puntos de corte De acuerdo al NCCLS (US National Committee on Clinical Laboratory Standards) en 2004 se definieron los siguientes puntos de corte para claritromicina: •Staphylococcus spp.: sensible ≤ 2 µg/ml, resistente ≥ 8 µg/ml •Haemophilus spp.: sensible ≤ 8 µg/ml, resistente ≥ 32 µg/ml •Streptococcus pneumoniae: sensible ≤ 0,25 µg/ml, resistente ≥ 1 µg/ml •Streptococcus spp. distinto de S. pneumoniae: sensible ≤ 0,25 µg/ml, resistente ≥ 1 µg/ml •Helicobacter pylori: sensible ≤ 0,25 µg/ml, resistente ≥ 1 µg/ml La prevalencia de la resistencia adquirida para las especies seleccionadas puede variar geográficamente y con el tiempo y la información local sobre resistencia es conveniente, particularmente cuando se tratan infecciones graves. Si es necesario, cuando la prevalencia local de resistencia es tal que la utilidad del fármaco es dudosa en al menos algunos tipos de infecciones, se debe buscar una recomendación del experto.

Especies comúnmente susceptibles (es decir, resistencia < 10% en todos los Estados Miembros de la Unión Europea)
Microorganismos aerobios Gram-positivos Streptococcus grupo A Streptococcus grupo B Streptococcus grupo C, F, G
Microorganismos aerobios Gram-negativos Moraxella catarrhalis Pasteurella multocida Legionella spp.
Microorganismos anaerobios Bacteroides spp. Peptococcus/Peptostreptococcus spp. Clostridium spp. distintos de C. difficile Fusobacterium spp.
Otros microorganismos Mycoplasma pneumoniae Chlamydophila trachomatis Chlamydophila pneumoniae
Especies para las que la resistencia adquirida puede ser un problema (es decir, resistencia

10% en al menos un Estado Miembro de la Unión Europea) Microorganismos aerobios Gram-positivos Staphylococcus aureus ............susceptible a meticilina Streptococcus pneumoniae#
Microorganismos aerobios Gram-negativos Haemophilus influenzae Helicobacter pylori Organismos inherentemente resistentes
Microorganismos aerobios Gram-positivos Enterococcus spp. Staphylococcus aureus ............resistente a meticilina o resistente a eritromicina
Otros microorganismos Mycobacterium tuberculosis # Para comentarios relativos a la resistencia ver mecanismo de resistencia
 
Otra información Se puede predecir la sensibilidad y resistencia de Streptococcus pneumoniae y Streptococcus spp. a la claritromicina a través del ensayo de eritromicina. La mayor parte de la experiencia clínica disponible procedente de ensayos clínicos controlados aleatorizados indican que claritomicina 500 mg dos veces al día combinado con otro antibiótico, p. ej. amoxicilina o metronidazol y p. ej. omeprazol (administrado según las dosis autorizadas) durante 7 días alcanza una tasa de erradicación del H. pylori mayor al 80% en pacientes con úlceras gastroduodenales. Como se esperaba, se observaron tasas de erradicación significativamente más bajas en pacientes en los que se ha aislado H. pylori resistentes a metronidazol. Por lo tanto, para la elección de un régimen combinado apropiado para la terapia de erradicación del H. pylori se debería tener en cuenta la información local sobre la prevalencia de resistencias y las guías terapéuticas locales.  Además, en pacientes con infección persistente, se debe tener en consideración el desarrollo potencial de resistencia secundaria (en pacientes con cepas inicialmente sensibles) a agentes antimicrobianos para una nueva pauta de re-tratamiento.
5.2
Propiedades farmacocinéticas
  Absorción La claritromicina se absorbe bien y rápidamente desde el tracto gastrointestinal - primariamente en el yeyuno pero sufre un amplio metabolismo de primer paso después de la administración oral. La biodisponibilidad absoluta de un comprimido de 250 mg de claritromicina es aproximadamente un 50%. La biodisponibilidad de la suspensión es idéntica o ligeramente superior a la biodisponibilidad de los comprimidos. El perfil farmacocinético de la suspensión en niños corresponde al perfil farmacocinético de la suspensión en adultos. Los alimentos retrasan ligeramente la absorción pero no afectan a la biodisponibilidad. Por lo tanto, se puede dar claritromicina independientemente de las comidas. Debido a su estructura química (6-O-metileritromicina) la claritromicina es bastante resistente a la degradación por el ácido gástrico. Después de la administración oral de 250 mg de claritromicina en adultos dos veces al día se observaron niveles máximos plasmáticos de 1-2 μg/ml. Después de la administración de 500 mg de claritromicina dos veces al día el nivel plasmático máximo fue de 2,8 μg/ml. Después de la novena dosis con un régimen de dosificación  de 7,5 mg/kg dos veces al día en niños se observaron los siguientes parámetros medios en estado estacionario, para claritromicina: Cmax 4,60 µg/ml, AUC 15,7 µg·h/ml y tmax 2,8 horas; los correspondientes valores medios para el metabolito 14‑OH fueron, respectivamente: 1,64 µg/ml, 6,69 µg·hora/ml y 2,7 horas respectivamente. Después de la administración de 250 mg de claritromicina dos veces al día el metabolito microbiológicamente activo 14-hidroxi consigue concentraciones plasmáticas máximas de 0,6 µg/ml. El estado estacionario se consigue en el plazo de dos días de dosificación. Para los parámetros farmacocinéticos, AUC y Cmax, se demostró equivalencia con el producto innovador. El tiempo en alcanzar la Cmax fue 1,5 horas antes para CLARITROMICINA GRÜNENTHAL que para el producto innovador. Sin embargo, esta diferencia no se considera clínicamente relevante. Distribución La claritromicina penetra bien en los diferentes compartimentos, con un volumen estimado de distribución de 200-400 l. La claritromicina proporciona concentraciones en ciertos tejidos que son, en varios casos, mayores que el nivel circulante de la sustancia activa. Se han encontrado niveles aumentados en amígdalas y tejido pulmonar. La claritromicina también penetra en el moco gástrico. La claritromicina en niveles terapéuticos se une aproximadamente en un 80% a proteínas plasmáticas Biotransformación y eliminación La claritromicina se metaboliza rápida y mayoritariamente en el hígado. El metabolismo implica principalmente una N-dealquilación, oxidación e hidroxilación estereoespecífica en la posición C 14. La farmacocinética de claritromicina no es lineal debido a la saturación del metabolismo hepático a altas dosis. La vida media de eliminación aumentó de 2-4 horas después de la administración de 250 mg de claritromicina dos veces al día a 5 horas después de la administración de 500 mg de claritromicina dos veces al día. Con una dosis de 250 mg cada 12 horas, la vida media del metabolito activo 14-hidroxi osciló entre 5 o 6 horas. Después de la administración oral de claritromicina radiactiva el 70-80% de la radiactividad se encontró en heces. Aproximadamente un 20-30 % de claritromicina apareció inalterada en orina. Esta proporción aumenta cuando la dosis aumenta. La insuficiencia renal aumenta los niveles plasmáticos de claritromicina, si la dosis no se ha disminuido. Se ha estimado un aclaramiento total en plasma de 700 ml/min (11,7 ml/s), con un aclaramiento renal de aproximadamente 170 ml/min (2,8 ml/s).
Poblaciones especiales Insuficiencia renal: la función renal disminuida da lugar a un aumento en los niveles plasmáticos de claritromicina y del metabolito activo
5.3
Datos preclínicos de seguridad En estudios de 4 semanas en animales se encontró que la toxicidad de claritromicina está relacionada con la dosis y la duración del tratamiento. En todas las especies, se observaron los primeros signos de toxicidad en el hígado, en el que se vieron lesiones en el plazo de 14 días en perros y monos. Los niveles de exposición sistémica a los que se produjo esta toxicidad, no se conocen al detalle, pero las dosis tóxicas (300 mg/kg/día) fueron claramente mayores que las dosis terapéuticas recomendadas para humanos. Otros tejidos afectados fueron el estómago, el timo y otros tejidos linfoides así como los riñones. A dosis casi terapéuticas la inyección conjuntival y lagrimeo sólo se produjo en perros. A una dosis masiva de 400 mg/kg/día algunos perros y monos desarrollaron opacidades y/o edema corneales. Estudios in vitro e in vivo mostraron que la claritromicina no tenía potencial genotóxico. Estudios en toxicidad reproductiva mostraron que la administración de claritromicina a dosis dobles a la dosis clínica en conejo (iv) y dosis diez veces mayor que la dosis clínica en mono (po) dio lugar a una elevada incidencia de abortos espontáneos. Estas dosis se relacionaron con  toxicidad materna. En estudios en ratas no se observó generalmente embriotoxicidad o teratogenicidad. Sin embargo, se observaron malformaciones congénitas en dos estudios en ratas tratadas con dosis de 150 mg/kg/día. A una dosis setenta veces mayor que la dosis clínica en ratones se produjo paladar hendido con una incidencia variable (3-30%). Se ha encontrado claritromicina en la leche de animales lactantes. En ratones y ratas de 3 días, los valores de la DL50 fueron aproximadamente la mitad que en adultos. Animales jóvenes presentaron un perfil de toxicidad similar al de adultos aunque se ha notificado nefrotoxicidad aumentada en ratas neonatas en algunos estudios. También se ha encontrado en animales jóvenes ligeras reducciones en eritrocitos, trombocitos y leucocitos. No se ha estudiado la carcinogenicidad de la claritromicina.
6.       DATOS FARMACÉUTICOS
6.1
Lista de excipientes
  Celulosa microcristalina, hidroxipropilcelulosa de baja sustitución (E 463), éster de sacarosa (E 473), lactosa monohidrato, hipromelosa (E 464), dióxido de titanio (E171), macrogol 6000, acetato succinato de hipromelosa, talco (E 553b), citrato trietílico (E 1505)
6.2     Incompatibilidades No procede.
6.3     Periodo de validez 2 años.
6.4    
Precauciones especiales de conservación Almacenar en los sobres originales.
6.5    
Naturaleza y contenido del recipiente Cada sobre de aluminio contiene una pajita translúcida de polipropileno que está cerrada por un lado por un tapón de polipropileno y por el otro lado por un controlador de poliéster/poliolefina. Presentaciones: Envases que contienen: 2, 10, 14, 20, 4x10, 3x15, 5x10, 4x15, 3x20, 4x18, 5x15, 5x18, o 5x20 pajitas. Puede que no todas las presentaciones estén comercializadas.
6.6
Instrucciones de uso/manipulación
  No apriete ni aplaste las pajitas del interior de los sobres.
7.      
TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN Laboratorios Andrómaco S.A. Doctor Zamenhof, 36. 28027 - MADRID
8.      
NÚMEROS DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
9.      
FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/ REVALIDACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN Mayo 2005
10.
FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO
 


CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral 100 pajitas prospecto y contraindicaciones CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral 100 pajitas. Medicinas CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral 100 pajitas prospecto y contraindicaciones de CLARITROMICINA GRÜNENTHAL 125 mg granulado para suspensión oral 100 pajitas


Otras medicinas útiles para tu salud:

    Ficha técnica CARVEDILOL TECNIGEN 25 mg comprimidos

    Prospecto VALSARTAN HIDROCLOROTIAZIDA GGL 80 mg/12.5 mg Comprimidos recubiertos con película

    Ficha técnica ALPRAZOLAM PHARMAGENUS 1 mg comprimidos

    Prospecto ALPRAZOLAM PENSA 0

    Ficha técnica ALFUZOSINA RATIOPHARM 10 mg comprimidos de liberación prolongada

    Prospecto AZITROMICINA SALUTAS 200 mg/5 ml polvo para suspensión oral

    Ficha técnica Ciprofloxacino Sumol 250 mg comprimidos recubiertos con pelicula

    Prospecto RILAST® TURBUHALER® 80 / 4

    Ficha técnica GELOFENO 600 mg suspensión oral

    Prospecto ESCITALOPRAM GEPREM 20 comprimidos recubiertos con película