Prospecto de STESOLID 5 mg microenema , 2 microenemas


1.
NOMBRE DEL MEDICAMENTO
 
Stesolid® 5 mg,  microenemas
Stesolid® 10 mg, microenemas
2.
COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA Cada microenema de Stesolid®5 mg contiene: Diazepam ( D.C.I.),  5 mg     Cada microenema de Stesolid®10 mg contiene: Diazepam ( D.C.I.),  10 mg Para los excipientes, ver apartado 6.1.
Composición por microenema: El principio activo es  :  Diazepam (DOE)................................. 10 mg Los demás componentes son: Acido benzoico (E-210). Etanol, 250 mg por dosis. Propilenglicol. Benzoato sódico (E-211). Alcohol bencílico, 37,5 mg por dosis. Agua purificada.
3.
FORMA FARMACÉUTICA Solución rectal (microenemas). Solución transparente prácticamente incolora.
4.
DATOS CLÍNICOS
4.1
Indicaciones terapéuticas
Las benzodiazepinas sólo están indicadas para el tratamiento de un trastorno intenso, que limita la actividad del paciente o lo somete a una situación de estrés importante. -Convulsiones febriles en niños mayores de 1 año (aproximadamente 10 kg). Convulsiones epilépticas. -Estados de ansiedad, angustia o tensión en los que se precise una acción rápida y la vía parenteral sea indeseable o impracticable. -Como sedante en cirugía menor, intervenciones diagnósticas y procedimientos endoscópicos.
4.2
Posología y forma de administración
Vía rectal En general: La duración del tratamiento debe ser lo más corta posible. Se deberá reevaluar al paciente a intervalos regulares, incluyendo la necesidad de continuar el tratamiento especialmente en aquellos pacientes libres de síntomas. De forma general, la duración total del tratamiento no debe superar las 8-12 semanas, incluyendo la retirada gradual del mismo. En ciertos casos, puede ser necesario prolongar el tratamiento más allá del período recomendado; dicha decisión sólo puede ser adoptada por el médico al cargo del paciente tras sopesar la evolución del mismo. La dosis de diazepam debe ser individualizada en función de la necesidad de cada individuo y deberá administrarse la mínima dosis eficaz que sea posible, especialmente en niños, ancianos e individuos debilitados o en aquellos con enfermedad hepática o bajas concentraciones de albúmina sérica. Se deberá controlar regularmente al paciente al inicio del tratamiento, con objeto de disminuir -si se estima necesario- la dosis o frecuencia de la administración y así prevenir una sobredosificación por acumulación. Niños mayores de 1 año Como norma general 0,2‑0,5 mg/Kg al día. Debido a la variedad de respuesta de los niños a los medicamentos que actúan sobre el S.N.C., debe iniciarse el tratamiento con la dosis más baja e incrementarse según se requiera. No se recomienda utilizar en niños menores de 10 Kg (aproximadamente 1 año) a no ser que el balance beneficio/riesgo así lo aconseje. Debido a la presentación de esta forma farmacéutica, únicamente podrán administrarse dosis fijas de diazepam (5 y 10 mg), por lo que se recomienda el siguiente esquema posológico: La dosis para niños de peso comprendido entre 10-15 Kg (aproximadamente de 1 a 3 años) es de 5 mg. La dosis para niños mayores de 16 Kg de peso (aproximadamente  3 años) es de 10 mg. Adultos La dosis recomendada en  adultos es de 10 mg en la mayoría de los casos.
Ancianos En ancianos y pacientes debilitados se debe efectuar una reducción en la dosis administrada, debido al incremento en la vida media de eliminación (ver 4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo y 5.2 Propiedades farmacocinéticas). La recomendación inicial de dosis en ancianos es de 5 mg.
Insuficiencia renal y hepática En pacientes con insuficiencia hepática, la semivida de eliminación es más larga, por lo que se recomienda una dosis inicial de 5 mg. En pacientes con insuficiencia hepática grave, el uso de este medicamento está contraindicado (ver 4.3) Aunque no está demostrado que sea necesario un ajuste de la dosis en pacientes con insuficiencia renal, se recomienda precaución al administrar diazepam a este tipo de pacientes. A veces son necesarias dosis mayores. El médico responsable del paciente evaluará la posibilidad de administrar dosis más altas. Si fuera necesario, se administrará una nueva dosis entre 4-12 horas después de la administración de la primera. Cuando se utiliza en el tratamiento de las convulsiones y no se observa el efecto clínico deseado después de la primera dosis, se recomienda adoptar otras medidas terapéuticas. Para la forma de administración, ver 6.6. Instrucciones de uso y manipulación.

4.3
  Contraindicaciones
- Miastenia gravis. - Hipersensibilidad a las benzodiazepinas o análogos o a cualquiera de los excipientes de esta especialidad. - Insuficiencia respiratoria severa. - Síndrome de apnea del sueño. -Insuficiencia hepática severa. -Glaucoma de ángulo cerrado. -Dependencia de otras sustancias, incluido el alcohol. Una excepción a esto lo constituye el tratamiento de las reacciones agudas de abstinencia. 4.4Advertencias y precauciones especiales de empleo Tolerancia Después de un uso continuado, puede detectarse un cierto grado de pérdida de eficacia. No se recomienda su uso crónico como anticonvulsivante diario debido al potencial de desarrollar tolerancia. Dependencia El tratamiento con benzodiazepinas puede provocar el desarrollo de dependencia física y psíquica. El riesgo de dependencia se incrementa con la dosis y duración de tratamiento y es también mayor en pacientes con antecedentes de consumo de drogas de abuso o alcohol. Una vez que se ha desarrollado la dependencia física, la interrupción brusca del tratamiento puede acompañarse de síntomas de retirada  tales como cefaleas, dolores musculares, ansiedad acusada, tensión, intranquilidad, confusión e irritabilidad. En los casos graves, se han descrito los siguientes síntomas: despersonalización, hiperacusia, hormigueo y calambres en las extremidades, intolerancia a la luz, al sonido y al contacto físico, alucinaciones o convulsiones. Insomnio de rebote Se ha descrito un síndrome de carácter transitorio tras la retirada del tratamiento, caracterizado por la reaparición de los síntomas -aunque más acentuados- que dieron lugar a la instauración del mismo. Se puede acompañar por otras reacciones tales como cambios en el humor, ansiedad, o trastornos del sueño e intranquilidad. La probabilidad de aparición de un fenómeno de retirada/rebote es mayor después de finalizar el tratamiento bruscamente, por lo que  se recomienda disminuir la dosis de forma gradual hasta su supresión definitiva. Duración del tratamiento La duración del tratamiento debe ser la más corta posible (ver Apartado 4.2) dependiendo de la indicación, pero no debe exceder las 8 a 12 semanas, para la ansiedad, incluyendo el tiempo necesario para proceder a la retirada gradual de la medicación. Nunca debe prolongarse el tratamiento sin una reevaluación de la situación del paciente. Puede ser útil informar al paciente al comienzo del tratamiento de que éste es de duración limitada y explicarle de forma precisa cómo disminuir la dosis progresivamente. Además es importante que el paciente sea consciente de la posibilidad de aparición de un fenómeno de rebote, lo que disminuirá su ansiedad ante los síntomas que pueden aparecer al suprimir la medicación. Cuando se utilizan benzodiazepinas de acción larga es importante advertir al paciente de la inconveniencia de cambiar a otra benzodiazepina de acción corta, por la posibilidad de aparición de un fenómeno de retirada.   Amnesia Las benzodiazepinas pueden inducir amnesia anterógrada. Este hecho ocurre más frecuentemente transcurridas varias horas tras la administración del medicamento por lo que, para disminuir el riesgo asociado, los pacientes deberían asegurase de que van a poder dormir de forma ininterrumpida durante 7-8 horas (ver 4.8 Reacciones adversas). Reacciones psiquiátricas y paradójicas Las benzodiazepinas pueden producir reacciones tales como: intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirios, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otros efectos adversos sobre la conducta. En caso de que esto ocurriera, se deberá suspender el tratamiento. Estas reacciones son más frecuentes en niños y ancianos. Pofiria Su metabolización hepática puede potenciar la síntesis de determinadas enzimas como la ALA sintetasa, que puede dar lugar a un aumento de porfirinas, lo que provoca la exacerbación de la enfermedad. Pacientes epilépticos Se han comunicado algunos casos de exacerbación de las convulsiones en pacientes epilépticos tratados con diazepam. Grupos especiales de pacientes Los niños, especialmente los más pequeños, son más sensibles a los efectos de las benzodiazepinas sobre el SNC. En el neonato puede producirse una depresión prolongada del SNC debido a la incapacidad para biotransformar las benzodiazepinas en metabolitos inactivos. Se recomienda especial control clínico; la duración del tratamiento debe ser la mínima posible. No existen datos sobre la eficacia y la seguridad de Stesolid en niños menores de 1 año. Los ancianos deben recibir una dosis menor (ver 4.2 Posología y forma de administración). También se recomienda utilizar dosis menores en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica por el riesgo asociado  de depresión respiratoria. En pacientes con lesiones en el SNC y que presenten crisis epilépticas, este medicamento debe manejarse con extrema precaución, puesto que se ha demostrado el potencial de las benzodiazepinas para disminuir la circulación cerebral y la oxigenación sanguínea, lo que podría producir un daño cerebral irreversible. Las benzodiazepinas están contraindicadas en pacientes con insuficiencia hepática severa, por el riesgo asociado de encefalopatía (ver 4.3 Contraindicaciones) En pacientes con insuficiencia renal puede ser necesario un ajuste de la dosis. (ver 4.2 Posología y forma de administración).  Las benzodiazepinas no están recomendadas para el tratamiento de primera línea de la enfermedad psicótica. Las benzodiazepinas no deben usarse solas para el tratamiento de la ansiedad asociada a depresión (riesgo de suicidio). Advertencias sobre excipientes: Por contener ácido benzoico y benzoato de sodio puede provocar ictericia en recién nacidos. Por contener alcohol bencílico no debería administrarse a niños prematuros ni recién nacidos. Puede provocar reacciones tóxicas y reacciones anafilactoides en niños menores de 3 años de edad. Este medicamento contiene un 12% de etanol en volumen. Puede ser perjudicial para personas que padecen alcoholismo. Deberá ser tenido en cuenta en mujeres embarazadas o lactantes, niños y en grupos de alto riesgo, como pacientes con enfermedades hepáticas o epilepsia. Por contener propilenglicol puede producir síntomas parecidos a los del alcohol, por lo que puede disminuir la capacidad para conducir o manejar maquinaria
4.5
Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción De manera general: Combinación con depresores del SNC. Se puede producir una potenciación del efecto depresor sobre el SNC al administrar concomitantemente antipsicóticos (neurolépticos), hipnóticos, ansiolíticos/sedantes, antidepresivos, analgésicos narcóticos, antiepilépticos, anestésicos y antihistamínicos sedantes. En el caso de los analgésicos narcóticos también se puede producir un aumento de la sensación de euforia, lo que puede incrementar la dependencia psíquica. El diazepam es metabolizado ampliamente en el hígado dando lugar a metabolitos activos como: desmetildiazepam, oxazepam y temazepam. Los compuestos que inhiben ciertos enzimas hepáticos (particularmente el citocromo P450) pueden potenciar la actividad de las benzodiazepinas. En menor grado, esto también es aplicable a aquellas benzodiazepinas que se metabolizan exclusivamente por conjugación. Existen datos clínicos de interacción específica de diazepam con los siguientes fármacos: Antidepresivos tricíclicos (Amitriptilina): En administración conjunta se ha objetivado un déficit adicional en algunos test psicomotores (disminución del tiempo de reacción, disminución de la vigilancia). Inhibidores de la Proteasa (Amprenavir, Atazanavir, Ritonavir):
Pueden aumentar los niveles de diazepam produciendo aumento de sus efectos (sedación marcada, confusión, depresión respiratoria). Estos fármacos son metabolizados por CYP3A. Los Inhibidores de la proteasa inhiben esta enzima. Ritonavir: puede producir extrema sedación y depresión respiratoria. Antifúngicos azólicos: son inhibidores enzimáticos potentes. Aumentan las concentraciones de diazepam en plasma. Pueden aumentar los niveles de diazepam produciendo aumento de sus efectos. Barbitúricos: Pueden presentar un efecto aditivo depresor del SNC y respiratorio.
Betabloqueantes (Propanolol y Metoprolol) pueden disminuir el metabolismo del diazepam
Buprenorfina:      Se ha descrito colapso cardiovascular y respiratorio al administrar dosis terapéuticas de diazepam y buprenorfina. El mecanismo se desconoce. Relajantes musculares de acción central: Pueden presentar un efecto aditivo depresor del SNC y respiratorio. Cimetidina: Enlentece el metabolismo del diazepam. Se han observado casos de sedación profunda y alteraciones cognitivas y psicomotoras. Digital:
    se ha comunicado que la administración concomitante puede aumentar los niveles de digital provocando toxicidad de la misma (náuseas, vómitos, arritmias cardíacas). Etinil estradiol, mestranol: los contraceptivos combinados pueden disminuir el metabolismo del diazepam y por tanto aumentar su toxicidad sobre el SNC. Fenitoína, Fenobarbital, Carbamacepina y Rifampicina
: estos fármacos con marcado potencial inductor metabólico, pueden hacer que disminuyan los efectos del diazepam. Fentanilo: la administración de diazepam previamente a la administración de fentanilo provocó disminución en la presión arterial media por disminución de las resistencias vasculares. Inhibidores de la recaptación de serotonina: Fluoxetina,
  podría aumentar las concentraciones de diazepam (por inhibición del CYP) y por tanto su toxicidad, aunque generalmente no se requiera ajustar las dosis. En pacientes ancianos sí que podría requerirse disminuir la dosis.  No parece ocurrir con la paroxetina. Fluvoxamina, ejerce una potente inhibición del aclaramiento de diazepam provocando posibilidad de toxicidad. Sertralina, aunque parece que podría disminuir el aclaramiento de diazepam no se necesita especial monitorización si se usan conjuntamente. Si aparecieran signos de toxicidad, se debería disminuir la dosis de benzodiazepina. Isoniazida: provoca aumento de la vida media plasmática del diazepam y disminución de su aclaramiento por la capacidad de la isoniazida de inhibir los enzimas microsomales hepáticos. Puede aumentar los efectos del diazepam. Litio:
se ha descrito la hipotermia al coadministrar diazepam y litio.
Omeprazol: disminuye el metabolismo del diazepam y retrasa su eliminación, aumentando así sus posibles efectos tóxicos. Es posible que la misma interacción se pueda producir con otros inhibidores de la bomba de protones.
Propofol: el uso concomitante de ambos productos parece aumentar los efectos sedantes del diazepam. El mecanismo se desconoce. Ácido valproico: Aumenta la fracción libre de diazepam, disminuye el volumen de distribución y el aclaramiento. Puede aumentar por tanto la toxicidad del diazepam. Etanol:
    La co-administración provoca un aumento de los niveles plasmáticos de diazepam probablemente debido a un aumento en la absorción. Se puede observar un aumento en la sedación. Ginkgo: puede haber una disminución del efecto anticonvulsivante de diazepam producido por la neurotoxina 4'-O-metilpiridoxina.
Hierba de San Juan (Hypericum perforatum): Importante inductor del CYP3A4 por lo que podría disminuir la efectividad del diazepam. Cafeína: podría contrarrestar, a dosis elevadas, los efectos del diazepam. Existen otras interacciones que no se han demostrado específicamente para diazepam, pero sí con la mayoría de las benzodiazepinas: Butirofenonas (haloperidol): Aumento de la depresión del Sistema Nervioso Central. Claritromicina, Eritromicina, Roxitromicina: los antibióticos macrólidos pueden inhibir enzimas hepáticas responsables del metabolismo de benzodiazepinas, aumentado así el riesgo del efecto depresor sobre el SNC. Clozapina: Puede producirse paro respiratorio por un mecanismo no establecido. Disulfiram:
puede disminuir el aclaramiento de benzodiazepinas aumentando la toxicidad de las mismas (depresión del SNC). Levo-Dopa: las benzodiazepinas pueden antagonizar el efecto de la levo-dopa. Teofilina: podría revertir los efectos de las benzodiazepinas, por lo que podría necesitarse un dosis superior. Podría darse también depresión respiratoria si se abandonase la terapia con teofilina sin disminuir la dosis de benzodiazepinas. Valeriana: los extractos de valeriana han mostrado afinidad por los receptores benzodiazepínicos centrales y periféricos, por los del GABA-A y por los de los barbitúricos. Sus efectos pueden ser o bien aditivos o bien pueden reducir la efectividad, dependiendo de la naturaleza del enlace estimulado. El diazepam puede alterar los valores de las siguientes determinaciones analíticas: -Sangre: aumento (biológico) de colesterol, estradiol, fenitoína, prolactina y testosterona. Reducción (biológica) de tiroxina. -Orina: aumento (interferencia analítica) de ácido 5-hidroxi-indol-acético. Reducción (interferencia analítica) de glucosa. 4.6Embarazo y lactancia Embarazo. El diazepam atraviesa la placenta. No se han realizado estudios adecuados y bien controlados en humanos. Inicialmente, en algunos estudios se sugirió un riesgo incrementado de malformaciones congénitas con el uso de benzodiazepinas (clordiazepóxido, diazepam) durante el 1er trimestre, no obstante, estudios posteriores no han confirmado estas observaciones. Se ha atribuido síndrome de abstinencia neonatal (temblores e irritabilidad) así como flaccidez neonatal y problemas respiratorios con el uso crónico de benzodiazepinas durante el embarazo. El uso de benzodiacepinas justo antes o durante el parto puede dar lugar a un síndrome en el neonato caracterizado por hipotonía, letargia y dificultades en la lactancia. Con el uso de diazepam durante el parto se ha registrado un aumento en la frecuencia cardíaca fetal; grandes dosis de diazepam justo antes del parto han dado lugar a casos aislados de hipoactividad, hipotonía, hipotermia, apnea, problemas en la alimentación, alteraciones en la respuesta metabólica al estrés por frío, hiperbilirrubinemia y kerníctero en neonatos. Rara vez es urgente el uso de benzodiazepinas durante el embarazo, por lo que se debería evitar su uso. En caso de que una mujer en tratamiento crónico se quede embarazada  debe considerarse la posibilidad de interrumpir el tratamiento. Lactancia El diazepam y su metabolito, desmetildiazepam, se excretan con la leche materna (proporción leche plasma, 0,2-2,7), pudiendo provocar efectos en el lactante (sedación, dificultades en la alimentación y pérdida de peso). Por ello, se recomienda suspender la lactancia materna o bien, evitar la administración de este medicamento. 4.7Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria La capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria puede verse negativamente afectada por la sedación, amnesia, dificultad en la concentración y deterioro de la función muscular que pueden aparecer como consecuencia del tratamiento. Además, los periodos de sueño insuficientes pueden incrementar el deterioro del estado de alerta. La administración conjunta con bebidas alcohólicas puede potenciar estos efectos. (ver 4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción). 4.8Reacciones adversas El uso de benzodiazepinas se ha asociado con somnolencia, embotamiento afectivo, reducción del estado de alerta, confusión, fatiga, cefalea, mareo, debilidad muscular, ataxia o diplopia. Estos fenómenos ocurren predominantemente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen con la administración continuada. Otras reacciones adversas tales como alteraciones gastrointestinales, cambios en la líbido o reacciones cutáneas pueden ocurrir ocasionalmente. Amnesia Puede desarrollarse una amnesia anterógrada al utilizar dosis terapéuticas, siendo mayor el riesgo al incrementar la dosis. Los efectos amnésicos pueden asociarse a conductas inadecuadas (ver 4.4  Advertencias y Precauciones especiales de empleo). Depresión La utilización de benzodiazepinas puede enmascarar una depresión pre-existente. Reacciones psiquiátricas y paradójicas Al utilizar benzodiazepinas o compuestos similares, pueden aparecer reacciones tales como: intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirio, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otras alteraciones de la conducta. Dichas reacciones pueden ser severas y aparecen más frecuentemente en niños y ancianos. Dependencia La administración del producto (incluso a dosis terapéuticas) puede conducir al desarrollo de dependencia física. La supresión del tratamiento puede conducir al desarrollo de fenómenos de retirada o rebote (ver 4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo). Puede producirse dependencia psíquica. Se han comunicado casos de abuso. En general, tras la administración de diazepam se han descrito las siguientes reacciones adversas: la frecuencia utilizada en su clasificación corresponde a la estipulada según convención MedDRA y es la que sigue: Muy frecuentes (≥ 1/10) Frecuentes (> 1/100, <1/10) Poco frecuentes (>1/1.000, <1/100) Raras (>1/10.000, <1/1.000) Muy  raras (<1/10.000) Trastornos de la sangre y el sistema linfático: Raras: neutropenia (con administración prolongada de diazepam) Muy  raras: anemia, pancitopenia, trombocitopenia Trastornos del sistema inmunológico: Muy raras: hipersensibilidad Trastornos endocrinos: Muy raras: Se han descrito casos de galactorrea en mujeres con valores de prolactina normales en suero y ginecomastia en hombres que tomaban habitualmente diazepam. Las benzodiacepinas pueden disminuir la temperatura corporal, probablemente de forma dosis dependiente. Se ha descrito hipotermia en neonatos de madres que tomaron benzodiacepinas en los últimos estadios del embarazo. Trastornos psiquiátricos: Raras: depresión, disminución de la libido, excitación paradójica que puede conllevar: hostilidad, agresión y desinhibición, ansiedad, alucinaciones, insomnio, alteraciones del sueño. Alteraciones cognitivas leves: memoria. Enlentecimiento del tiempo de reacción. Muy raras: Amnesia. Trastornos del sistema nervioso: Muy frecuentes: somnolencia. Frecuentes: cefalea, ataxia, mareos, confusión. Poco frecuentes: hipercinesia, alteraciones del habla, disartria, temblor. Alteraciones psicomotoras. Raras: convulsiones de rebote. Trastornos oculares: Raras: visión borrosa, diplopia, nistagmo El diazepam posee cierta actividad anticolinérgica, por lo que podría provocar midriasis y por tanto exacerbación del glaucoma de ángulo estrecho. Trastornos del oído y del laberinto: Poco frecuentes: Vértigo. Trastornos cardíacos (sólo descritos cuando se administró por vía endovenosa): Poco frecuentes: arritmias y tromboflebitis. Muy raras: síndrome compartimental. En administración endovenosa rápida: Poco frecuentes: trombosis venosa, flebitis, irritación local, edema. Raras: hipotensión severa, bradicardia y colapso circulatorio. Trastornos del sistema vascular: Muy raras: vasculitis bullosa. Trastornos respiratorios: Frecuentes: depresión respiratoria. Trastornos gastrointestinales: Poco frecuentes: trastornos gastrointestinales, náusea, constipación, alteraciones de la salivación. Trastornos hepatobiliares: Muy raras: ictericia, elevación de enzimas hepáticos. Se ha descrito un caso de necrosis hepática focal. Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: Poco frecuentes: rash y urticaria, sudoración, irritación local tras administración rectal. Muy raras: descrito el síndrome de Sweet. Trastornos del sistema musculo-esquelético: Muy raras: se ha descrito que podría potenciar la rabdomiolisis en pacientes hiponatrémicos. Trastornos renales y urinarios: Poco frecuentes: retención urinaria, incontinencia
4.9Sobredosificación Al igual que ocurre con otras benzodiazepinas, la sobredosis no representa una amenaza para la vida a no ser que su administración se combine con otros depresores del SNC (incluyendo alcohol). El manejo clínico de la sobredosis de cualquier medicamento, siempre debe tener en cuenta la posibilidad de que el paciente haya ingerido múltiples productos. En caso de ingestión accidental o involuntaria: Debe inducirse el vómito (antes de una hora) si el paciente conserva la consciencia o realizarse un lavado gástrico con conservación de la vía aérea si está inconsciente. Si el vaciado gástrico no aporta ninguna ventaja, deberá administrarse carbón activado para reducir la absorción. Deberá prestarse especial atención a las funciones respiratoria y cardiovascular en una unidad de cuidados intensivos. La sobredosificación con benzodiazepinas se manifiesta generalmente por distintos grados de depresión del sistema nervioso central, que pueden ir desde somnolencia hasta el coma. En casos moderados, los síntomas incluyen somnolencia, confusión y letargia; en casos más serios, pueden aparecer ataxia, hipotonía, hipotensión, depresión respiratoria, raramente coma y muy raramente muerte. Puede usarse el flumazenilo como antídoto. Precaución en pacientes epilépticos tratados con benzodiazepinas. 5.PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
5.1
    Propiedades farmacodinámicas Código ATC: N05B El diazepam es un derivado benzodiazepínico que actúa sobre el sistema límbico, el tálamo y el hipotálamo. La acción farmacológica del diazepam se ejerce principalmente a nivel del SNC y se caracteriza fundamentalmente por sus efectos ansiolíticos, anticonvulsivantes y miorrelajantes. Es un ansiolítico de acción prolongada, que facilita la unión del ácido gamma-aminobutírico (GABA) a su receptor, y aumenta su actividad. El GABA es un neurotransmisor inhibidor que se encuentra en el cerebro. El diazepam, no produce una acción de bloqueo del sistema nervioso autónomo periférico ni efectos secundarios extrapiramidales. Presenta actividad tranquilizante, sedante, miorrelajante y anticonvulsivante. Aunque no se conoce el mecanismo preciso por el que el diazepam ejerce sus efectos anticonvulsivantes, estudios in vitro y en animales sugieren que diazepam actúa a través de los receptores GABA del tipo A (GABAA). El GABA actúa en este receptor para abrir el canal de membrana, permitiendo que los iones cloruro entren al interior de la célula. La entrada de iones cloruro causa un potencial inhibitorio que reduce la capacidad de despolarización de las neuronas con lo que éstas no alcanzan el umbral necesario  para originar el potencial de acción. Debido a que las convulsiones se generan y se diseminan a causa de una despolarización neuronal excesiva, el diazepam, al potenciar la unión del GABA al receptor GABAA, disminuye la capacidad de despolarización de las neuronas, y por tanto las convulsiones. 5.2   Propiedades farmacocinéticas Absorción La absorción de una solución de diazepam por vía rectal es rápida y completa. El tiempo (Tmáx) que tardan en alcanzarse los niveles plasmáticos máximos (Cmáx) es muy inferior al tiempo que tardan en alcanzarse dichos niveles plasmáticos por las vías oral, intramuscular o rectal en supositorios, y lógicamente algo superior al obtenido tras la administración intravenosa. Así, a los 5-10 minutos de la administración del diazepam en microenemas se obtienen niveles plasmáticos anticonvulsivantes y sedantes. La biodisponibilidad del diazepam rectal es del 99%. Distribución Después de su absorción, el diazepam se distribuye rápidamente por todo el organismo. El grado de unión a proteínas plasmáticas es del 97-98%. El hígado, la grasa perirrenal, el riñón y los pulmones son los órganos y tejidos que contienen niveles de diazepam más elevados a la 1ª y 2ª horas posteriores a la administración.  El diazepam atraviesa la barrera hematoencefálica y es altamente soluble en lípidos. Metabolismo El diazepam es altamente metabolizado en el hígado, dando lugar a metabolitos activos como desmetildiazepam, oxazepam y temazepam. Excreción Se elimina mayoritariamente con la orina en forma metabolizada y un 1% en forma inalterada. Su semivida de eliminación es de 43 horas y, en caso de insuficiencia renal aumenta a unas 48 horas. Asimismo, la semivida de eliminación está aumentada en ancianos, neonatos y pacientes con enfermedad hepática.

5.3
Datos preclínicos sobre seguridad De los estudios de toxicidad aguda en ratón y rata se obtuvieron las DL50 después de la administración de diazepam por diferentes vías. En ratón, se han encontrado valores de DL50 (mg/kg) por vía oral de 758, 970 y 620. Por vía intraperitoneal de 220 mg/kg; por vía intravenosa >100 y por vía subcutánea >800. En rata, por vía oral, la DL50 estaba entre 710 y 2425 mg/kg. Estos valores obtenidos en animales de experimentación se hallan muy alejados de las dosis terapéuticas. Respecto a la toxicidad crónica, con administración reiterada el diazepam posee también una excelente tolerancia y un amplio margen de seguridad. La administración rectal de diazepam en ratas no produjo lesiones significativas en la mucosa rectal de los animales tratados, con dosis de 10 a 20 veces superiores a las utilizadas en humanos.
Carcinogénesis y mutagénesis: No se ha descrito que el diazepam tenga efectos mutagénicos y/o carcinogénicos.


6.
DATOS FARMACÉUTICOS

6.1
Relación de excipientes
Ácido benzoico. Etanol, 100 mg/ml. Propilenglicol. Benzoato de sodio. Alcohol bencílico, 15 mg/ml.
6.2
Incompatibilidades No procede. 6.3Período de validez 30 meses años.
6.4
Precauciones especiales de conservación
          Stesolid 5 mg: No requiere condiciones especiales de conservación.           Stesolid 10 mg: Conservar por debajo de 30ºC.
6.5
Naturaleza y contenido del envase

          Stesolid®
5 mg: Envases con 2 y 5 microenemas.          
Stesolid®
10  mg: Envases con 2 y 5 microenemas. Cada microenema contiene 2,5 ml de solución.
6.6
Instrucciones de uso y manipulación Para garantizar la correcta administración de STESOLID se seguirán las NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACION DE STESOLID® que aparecen al final de este documento.


7.
Titular de la autorización de comercialización FAES FARMA, S.A. Máximo Aguirre, 14 Lamiaco (Lejona) - Vizcaya
Titular y responsable de la fabricación: FAES FARMA, S.A. Máximo Aguirre, 14 Lamiaco (Lejona) - Vizcaya
Responsable de la fabricación Actavis, B.V. Baarnsche Dijk 1 Baarn 3741LN Países Bajos
1.  QUÉ ES STESOLID® 10 mg, MICROENEMAS Y PARA QUÉ SE UTILIZA Stesolid® 10 mg es una solución que se presenta en forma de microenemas para su administración por vía rectal. Se presenta en envases conteniendo 2 y 5 microenemas. Diazepam, pertenece a un grupo de medicamentos llamados benzodiazepinas. Está indicado en el tratamiento de las convulsiones febriles en niños mayores de 1 año (aproximadamente 10 kg) y en convulsiones epilépticas; en estados de ansiedad angustia o tensión y como sedante en cirugía menor, intervenciones diagnósticas y procedimientos endoscópicos. 2.  ANTES DE UTILIZAR STESOLID® 10 mg, MICROENEMAS

No utilizar Stesolid® 10 mg  microenemas, si: -Usted padece la enfermedad muscular llamada "miastenia gravis". -Ha presentado problemas de alergia a este producto o a alguno de los medicamentos conocidos como "benzodiazepinas", o a cualquiera de los excipientes de esta especialidad. -Padece problemas respiratorios como síndrome de apnea del sueño (breves paradas respiratorias durante el sueño ) o insuficiencia respiratoria severa. -Sufre alguna enfermedad grave del hígado (insuficiencia hepática grave). -Padece glaucoma de ángulo cerrado. -Presenta dependencia de otras sustancias, incluido el alcohol. Una excepción a esto lo constituye el tratamiento de las reacciones agudas de abstinencia. Tenga especial cuidado con Stesolid® 10 mg, microenemas: -Si ha utilizado de forma ininterrumpida el medicamento durante largo tiempo, puede producir dependencia.  No se recomienda su uso crónico como anticonvulsivante diario debido a que después de un uso continuado, puede detectarse un cierto grado de pérdida de eficacia. -Sólo deberá utilizar este medicamento cuando su médico se lo haya recetado (nunca porque haya dado resultados en otros pacientes) y nunca se aconsejará tomarlo a otras personas. -Si deja de utilizar el medicamento de forma brusca, podría presentar los siguientes síntomas: insomnio, dolor de cabeza o muscular, ansiedad, tensión, inquietud, confusión e irritabilidad. El tratamiento debe suspenderse de forma gradual, siguiendo las instrucciones recibidas de su médico. -Si tras la administración del medicamento experimentara reacciones tales como: intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirios, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otros efectos adversos sobre la conducta; comuníqueselo inmediatamente a su médico. Estas reacciones son más frecuentes en niños y ancianos. -Tras la administración de este medicamento debería asegurarse de que va a poder dormir de forma ininterrumpida durante 7-8 horas. De otro modo, aunque esto sucede raramente, es posible que no recuerde parte de lo sucedido mientras estuvo levantado. -Si es usted epiléptico, debe tener en cuenta que se han comunicado algunos casos de incremento de las convulsiones en pacientes epilépticos tratados con diazepam. -Si padece usted porfiria, diazepam puede provocar un rebrote de la enfermedad. -Si tiene algún trastorno de hígado o riñón, su médico decidirá la conveniencia de que utilice una dosis inferior o que no tome el medicamento.  -Si usted ha tenido problemas de dependencia a drogas o alcohol, no debe utilizar este medicamento a menos que su médico se lo indique formalmente. Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las circunstancias anteriormente mencionadas le hubieran ocurrido alguna vez.
Administración de Stesolid® 10 mg, microenemas con los alimentos y bebidas: No se deben tomar bebidas alcohólicas mientras se está tomando este medicamento.
Embarazo: Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento. No deberá utilizar este medicamento durante el embarazo a menos que su médico lo encuentre imprescindible.
Lactancia: Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento. Este medicamento se excreta por la leche materna, por lo que en caso necesario, se suspenderá la lactancia materna.




Conducción y uso de máquinas: Stesolid® puede alterar su capacidad para conducir o manejar maquinaria debido a la posible disminución del estado de alerta, por lo que durante el tratamiento, no deberá conducir ni manejar maquinaria. La administración conjunta con bebidas alcohólicas puede potenciar estos efectos.

Información importante sobre alguno de  los componentes de Stesolid® 10 mg, microenemas: Por contener ácido benzoico y benzoato de sodio como excipientes puede irritar ligeramente los ojos, la piel y mucosas. Puede aumentar el riesgo de coloración amarillenta de la piel en recién nacidos. Por contener  alcohol bencílico no debería administrarse a niños prematuros ni recién nacidos. Podría provocar reacciones tóxicas y reacciones alérgicas en niños menores de 3 años de edad. Este medicamento contiene un 12% de etanol en volumen (alcohol); esto es, hasta 250 mg por dosis, equivalente a 2,5 ml de vino por dosis. Puede ser perjudicial para personas que padecen alcoholismo y deberá ser tenido en cuenta en mujeres embarazadas o lactantes, niños y en grupos de alto riesgo, como pacientes con enfermedades hepáticas o epilepsia. Por contener propilenglicol puede producir síntomas parecidos a los del alcohol , por lo que puede disminuir la capacidad para conducir o manejar maquinaria
Utilización de otros medicamentos: Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, o ha tomado recientemente, cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica. La administración de Stesolid® junto con otros medicamentos que actúen sobre el sistema nervioso central, como los utilizados en el tratamiento del insomnio, la ansiedad, la depresión, dolores graves, problemas psiquiátricos, epilepsia y alergia, así como algunos anestésicos puede hacer que la acción del medicamento sea demasiado fuerte. En caso de estar tomando algún medicamento para el tratamiento de alguna de estas enfermedades, deberá comunicárselo a su médico. Tenga en cuenta que estas instrucciones pueden ser también de aplicación a medicamentos que se hayan tomado antes o puedan tomarse después. Comunique a su médico si está tomando o ha tomado cualquiera de estos medicamentos: amitriptilina, amprenavir, atazanavir, ritonavir, antifúngicos azólicos (fluconazol, itraconazol, ketoconazol), barbitúricos, propanolol, metoprolol, buprenorfina, relajantes musculares de acción central (p.ej. baclofen, clorfenesina, tizanidina, metocarbamol), cimetidina, digital, etinil estradiol, mestranol, fenitoína, fenobarbital, carbamacepina y rifampicina, fentanilo, fluoxetina, fluvoxamina, sertralina, isoniazida, litio, omeprazol, propofol, ácido valproico, etanol, ginkgo, hierba de San Juan (hypericum perforatum), cafeína, haloperidol, claritromicina, eritromicina, roxitromicina, clozapina, disulfiram, levo-dopa, teofilina, valeriana. El diazepam puede alterar los valores de las siguientes determinaciones analíticas: -Sangre: aumento (biológico) de colesterol, estradiol, fenitoína, prolactina y testosterona. Reducción (biológica) de tiroxina. -Orina: aumento (interferencia analítica) de ácido 5-hidroxi-indol-acético. Reducción (interferencia analítica) de glucosa.

3.  CÓMO UTILIZAR STESOLID® 10 mg,  MICROENEMAS Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas. Recuerde utilizar su medicamento. Stesolid® 10 mg se administra por vía rectal. Para garantizar la correcta administración de STESOLID® se seguirán las NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACION DE STESOLID® que aparecen al final de este prospecto.
Dosificación: La dosis para niños de peso comprendido entre 10-15 Kg (aproximadamente de 1 a 3 años) es de 5 mg. En este caso, se recomienda utilizar un microenema de la presentación de 5 mg (Stesolid® 5 mg). La dosis para niños mayores de 16 Kg de peso (aproximadamente  3 años) es de 10 mg. La dosis para adultos es de 10 mg en la mayoría de los casos. La recomendación de dosis en ancianos y pacientes con insuficiencia hepática es de 5 mg.En este caso, se recomienda utilizar un microenema de la presentación de 5 mg (Stesolid® 5 mg). Aunque no está demostrado que se deban reducir las dosis si se padece alguna enfermedad renal, se aconseja precaución, si fuera éste su caso consulte con su médico antes de usar este medicamento. Si estima que la acción de Stesolid® es demasiado fuerte ó débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. Su médico le indicará la duración de su tratamiento con Stesolid®. No suspenda el tratamiento antes o de forma brusca, ya que su problema podría volver a aparecer o podría sufrir otros síntomas.
Si Usted utiliza más Stesolid® 10 mg, microenemas del que debiera: Puede presentar síntomas que van desde la somnolencia hasta el coma. Sin embargo, dada la  vía de administración, es improbable la posibilidad de intoxicación por sobredosis. Si ésta se produjese, se debe trasladar al paciente a un hospital y llevar este prospecto. Servicio de Información Toxicológica :
Teléfono 91 562 04 20.

Si olvidó utilizar Stesolid® 10 mg, microenemas: No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
4.  POSIBLES EFECTOS ADVERSOS Como todos los medicamentos, Stesolid® 10 mg, microenemas puede tener efectos adversos. Normalmente, con los medicamentos que contienen diazepam, al principio del tratamiento se han detectado efectos adversos como somnolencia, apatía, disminución del estado de alerta, confusión, fatiga, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, falta de coordinación o visión doble. Estos fenómenos normalmente desaparecen al continuar con el tratamiento. Ocasionalmente se han comunicado otros efectos adversos como alteraciones gastrointestinales, reacciones en la piel o cambios en el deseo sexual. En general, tras la administración de diazepam, se han descrito las siguientes reacciones adversas: Muy frecuentes (más de 1 de cada 10 pacientes) Frecuentes (más de 1 de cada 100 y menos de 1 de cada 10) Poco frecuentes (más de 1 de cada 1000 y menos de 1 de cada 100) Raras (más de 1 de cada 10.000 y menos de 1 de cada 1000) Muy  raras (menos de 1 de cada 10.000) Trastornos de la sangre y el sistema linfático: Raras: neutropenia (disminución del número de neutrofilos), con administración prolongada de diazepam. Muy  raras: anemia, pancitopenia (disminución de todos los elementos celulares de la sangre), disminución de las plaquetas. Trastornos del sistema inmunológico: Muy raras: alergias Trastornos endocrinos: Muy raras: Se han descrito casos de secreción de leche por el pezón, en mujeres con valores de prolactina normales en suero y  aumento del volumen de las mamas en hombres que tomaban habitualmente diazepam. Las benzodiazepinas pueden disminuir la temperatura corporal, probablemente de forma dosis dependiente; este efecto se ha observado en neonatos de madres que tomaron benzodiacepinas en los últimos estadios del embarazo. Trastornos psiquiátricos: Raras: depresión, disminución del deseo sexual, excitación paradójica que puede conllevar: hostilidad, agresión y desinhibición, ansiedad, alucinaciones, insomnio, alteraciones del sueño. Alteraciones mentales leves: pérdida de memoria, enlentecimiento del tiempo de reacción. Muy raras: dificultad para recordar algunas cosas. Trastornos del sistema nervioso Muy frecuentes: somnolencia. Frecuentes: dolor de cabeza, falta de coordinación muscular, mareos, confusión. Poco frecuentes: hiperactividad, alteraciones del habla, temblor. Raras: convulsiones de rebote. Trastornos oculares: Raras: visión borrosa, visión doble, movimientos involuntarios de los ojos. El diazepam posee cierta actividad anticolinérgica, por lo que podría provocar dilatación de las pupilas y por tanto exacerbación del glaucoma de ángulo estrecho. Trastornos del oído y del laberinto: Poco frecuentes: vértigo. Trastornos cardíacos (sólo descritos cuando se administró por vía endovenosa): Poco frecuentes: alteración del ritmo del corazón e inflamación de venas con formación de trombos. En administración endovenosa rápida: Poco frecuentes: formación de trombos en las venas, inflamación de las venas, irritación local, hinchazón. Raras: bajada de tensión severa, disminución de la frecuencia cardíaca, colapso circulatorio. Trastornos del sistema vascular: Muy raras: vasculitis bullosa (erupción en la piel de color morado por alteración de los pequeños vasos). Trastornos respiratorios: Frecuentes: depresión respiratoria. Trastornos gastrointestinales: Poco frecuentes: trastornos gastrointestinales, náuseas, estreñimiento, alteraciones de la salivación. Trastornos hepatobiliares: Muy raras: coloración amarilla de la piel, elevación de enzimas hepáticos. Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: Poco frecuentes: erupción y urticaria, sudoración, irritación local tras  administración rectal. Muy raras: descrito un cuadro clínico que cursa con fiebre, erupciones y alteraciones de la sangre (síndrome de Sweet). Trastornos del sistema musculo-esquelético: Muy raras: en pacientes con baja concentración de sodio en sangre se puede producir dolor y debilidad  muscular, que pueden llegar a ser muy graves. Trastornos renales y urinarios: Poco frecuentes: retención urinaria, incontinencia
Si observa cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico.
5.  CONSERVACIÓN DE STESOLID® 10 mg, MICROENEMAS Conservar por debajo de 30ºC No utilizar Stesolid® 10 mg, microenemas después de la fecha de caducidad indicada en la caja.
Mantenga Stesolid® 10 mg, microenemas fuera del alcance y de la vista de los niños. Con receta médica.
Este prospecto ha sido aprobado: Febrero 2005
NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACION DE STESOLID®



1.- Para abrir, girar cuidadosamente la lengüeta 2 ó 3 veces, sin tirar de ella, hasta separación de la misma.
2.- Colocar al paciente boca abajo o tendido de lado con un cojín bajo la cadera. En el caso de niños pequeños se pueden colocar encima de las rodillas de la persona que va a administrar el microenema.


3.- Insertar la cánula en el ano. En niños menores de 3 años insertar solamente hasta la primera marca de la cánula.
4.- Mantener siempre el microenema inclinado y con la cánula hacia abajo durante la administración.

5.- Mantener el microenema en esta posición. Nota: no presionarlo hasta que esté bien insertado.
6.- Cuando el microenema se halle insertado, vaciarlo mediante presión de los dedos índice y pulgar.

7.- Retirar la cánula manteniendo presionado el microenema. Mantener las nalgas del paciente apretadas durante unos momentos para evitar una posible pérdida de líquido.
8.- La pequeña cantidad de líquido que queda en el microenema no afecta a la dosis correcta. FICHA TÉCNICA
8.
NÚMERO DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
Stesolid 5 mg:      Nº Reg. AEM : 58.001 Stesolid 10 mg:    Nº Reg. AEM: 58.000

9.
FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACION
17.10.1999

10.
FECHA DE LA ULTIMA REVISION DEL TEXTO

Febrero 2005















































NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACION DE STESOLID®



1.- Para abrir, girar cuidadosamente la lengüeta 2 ó 3 veces, sin tirar de ella, hasta separación de la misma.
2.- Colocar al paciente boca abajo o tendido de lado con un cojín bajo la cadera. En el caso de niños pequeños se pueden colocar encima de las rodillas de la persona que va a administrar el microenema.


3.- Insertar la cánula en el ano. En niños menores de 3 años insertar solamente hasta la primera marca de la cánula.
4.- Mantener siempre el microenema inclinado y con la cánula hacia abajo durante la administración.

5.- Mantener el microenema en esta posición. Nota: no presionarlo hasta que esté bien insertado.
6.- Cuando el microenema se halle insertado, vaciarlo mediante presión de los dedos índice y pulgar.

7.- Retirar la cánula manteniendo presionado el microenema. Mantener las nalgas del paciente apretadas durante unos momentos para evitar una posible pérdida de líquido.
8.- La pequeña cantidad de líquido que queda en el microenema no afecta a la dosis correcta.


STESOLID 5 mg microenema , 2 microenemas prospecto y contraindicaciones STESOLID 5 mg microenema , 2 microenemas. Medicinas STESOLID 5 mg microenema , 2 microenemas prospecto y contraindicaciones de STESOLID 5 mg microenema , 2 microenemas


Otras medicinas útiles para tu salud:

    Ficha técnica PANLIPAL 160 mg

    Prospecto REPAGLINIDA MYLAN PHARMACEUTICALS 2 mg comprimidos

    Ficha técnica MAXCEF 500MG 1 INY 5ML IM/IV

    Prospecto LOSARTAN RANBAXYGEN 100 mg comprimidos recubiertos con película

    Ficha técnica ACREL SEMANAL 35 mg comprimidos recubiertos con película

    Prospecto REMIFENTANILO MYLAN 2 mg polvo para concentrado para solución inyectable o perfusión

    Ficha técnica TOPIRAMATO ZENTIVA 50 mg comprimidos recubiertos con película

    Prospecto TAVANIC 500 mg comprimidos recubiertos con película

    Ficha técnica RAMIPRIL NORMON 5 mg Comprimidos

    Prospecto AMOXICILINA CINFA 1 g COMPRIMIDOS 24 comrpimidos